Teresa Pulido | Sansepasión
En las mejores manos

Teresa Pulido

Cuando se unen, el cuidado del cabello y la pasión por la belleza, surge la combinación perfecta. Desde unas mechas californianas a un alisado japonés, pasando por una sesión de presoterapia o un masaje anticelulítico.

El salón de belleza La Rivera, se encuentra ubicado en el número 2 de la céntrica calle Postas en San Sebastián de los Reyes. La luz salpica cuidadosamente su decoración vintage, gracias a las amplias cristaleras que presiden el local.

Es obvio que para dedicarse al mundo de la belleza hay que saber tratar al público y poseer una  buena formación. Teresa Pulido es una empresaria valiente que sabe valorar lo conseguido, manteniendo los pies bien pegados al suelo. Lleva 20 años asesorando a sus clientes  y sigue ilusionada con la profesión que ha elegido.

Sansepasión visita al equipo de La Rivera para hablar con la directora del centro. Teresa nos concede una entrevista y nos revela los múltiples beneficios de un buen tratamiento. Esta mujer emprendedora  sabe por experiencia propia que sin esfuerzo no hay recompensa. ¡Os dejamos en las mejores manos!

Teresa, puede parecer un tópico, pero cuidarse nunca pasa de moda. Como estilistas y expertos en belleza, ¿qué es lo que os diferencia?

La diferencia está en la calidad que ofrecemos apta para, prácticamente, todos los bolsillos. Los buenos tratamientos suelen ser caros pero nosotros preparamos tarifas que se adaptan muy bien a las diferentes necesidades. Con los bonos personalizados, nos ajustamos al máximo.

Por supuesto que cuidarse nunca pasa de moda y hay que dedicarse tiempo. Salta a la vista la persona que se cuida. Todo el mundo pasa por temporadas de estrés. El cuerpo y la mente lo agradecen. Imagina: velas, aromas relajantes, música de fondo, desconexión… y tú.

El ritmo de crecimiento en vuestro sector es frenético. Cada día se abren nuevos establecimiento, franquicias, salones dónde se aplican los tratamientos más novedosos. ¿Cómo capeáis el temporal de la crisis, afrontando el crecimiento constante?

Evidentemente se abren muchos centros pero también cierran otros tantos. Tienes que estar constantemente reinventándote. Dándole a la cabeza para innovar con ofertas y tratamientos. Es cierto que con poco presupuesto puedes abrir un salón: sillas, espejos, unos secadores… De hecho, muchas chicas que no encuentran trabajo, acuden a la peluquería como una vía de salida profesional. No es tan sencillo, por mi experiencia te puedo decir que si no estás lo suficientemente preparada, no darás la talla. La competencia es exigente.

Teresa, echando la vista atrás, ¿cómo surge la idea de embarcarte en esta aventura?

Yo tenía 20 años y en aquel entonces no te creas que esta profesión estaba bien pagada. Se hacían muchas horas y no compensaba. Saltó la chispa y cuando vi la ocasión, saqué partido de lo aprendido. Se lo dije a mi compañera Tamara que en aquel momento era compañera de trabajo, y me dijo que sí. Nos embarcamos juntas con lo mínimo y paso a paso hemos ido creciendo. La experiencia tiene que desarrollarse y hay que ajustarse mucho en los comienzos. El tiempo y la clientela, se encargan de darte la seguridad.

Sin duda la céntrica ubicación de La Rivera es un cómodo reclamo para atraer a una clientela fiel. Háblanos del equipo de profesionales que te acompañan. ¿Qué valoras más a la hora de contratar a un estilista o experto en estética?

Lo que más valoro en un profesional es que le guste lo que hace. Cuando haces una entrevista para cubrir alguna vacante, lo primero que quiere saber la gente es el tipo de contrato que les harás y sinceramente, si no demuestran interés y profesionalidad, ¿de qué sirve? Si te gusta tu trabajo, lo demás viene rodado.

Si volvieras a empezar, ¿repetirías experiencia?

Sí, sin duda. He tenido momentos difíciles pero no hay que quedarse con lo negativo. Repetiría porque me gusta mucho lo que hago. Al final, si te soy sincera, no cambiaría nada. De los errores se aprende y todo por lo que hemos pasado, nos ha traído hasta aquí.

Haciendo inventario de tu trayectoria, ¿qué es lo que más te satisface a nivel personal y profesional?

Después de la crisis que venimos atravesando, lo que más me satisface es que sigamos aquí. Tuvimos un momento difícil, con despidos incluidos y no es agradable. Por lo tanto, nos sentimos orgullosas. Porque a pesar de todo, nos hemos mantenido.

Si te soy sincera, reconozco que me siento algo cansada. Tener tu propia empresa conlleva preocupación. He visto cerrar muchos negocios que apostaron con verdaderas posibilidades de éxito. Valorando lo pasado, ahora me siento a gusto.

Empecemos el año con una buena dosis de autoestima… Teresa, ¿qué tratamiento nos recomiendas para lucir radiantes?

Contamos con una amplia gama de tratamientos. En invierno estamos más apagados y es buen momento para iluminar el rostro, por ejemplo con unos reflejos en el cabello. Aclarando el tono damos alegría y rejuvenecemos. Para la piel, contamos con una limpieza a base de ácidos, suaves e hipoalergénicos qué también aportan luminosidad.

Después de los excesos festivos, podemos empezar el año con unas sesiones de presoterapia para recuperar el cuerpo. Los bonos para este tratamiento son de 10 sesiones y están a un precio inmejorable. También contamos con cavitación, corrientes galvánicas, tratamientos para caída del cabello y un 20% de descuento en los tratamientos para extensiones.

Lo estás viendo por ti misma, tenemos tratamientos para todas las necesidades. 

Desde tu experiencia como empresaria, ¿qué te parece la labor que desempeña Sansepasión como directorio comercial?

Me parece una labor muy buena. Es el modo de mediar entre negocios. A veces somos un poco desleales. Me explico: podríamos funcionar mejor si entre nosotros tuviésemos, en todos los sentidos, más cercanía. Sansepasión está llevando a cabo una labor de acercamiento entre la red de negocios.

Para terminar, ¿qué te parece si despides la entrevista con alguno de tus elixires rejuvenecedores?

El mejor elixir es el agradecimiento de corazón a todos los clientes y clientas que llevan confiando en nuestra profesionalidad desde que abrimos el negocio. Nuestras puertas están abiertas para atenderos con todo el cariño. ¡Os esperamos con ilusión!

Autor


Sol Torres
"Los finales felices no existen, todo es cuestión de principios."
Compartir