Mari Carmen Arellano

Mari Carmen Arellano

El mundo del motor goza de popularidad pero también mantiene el listón muy alto, en cuanto a competencia en el mercado.  Con muchos años de experiencia en el sector automovilístico, el empresario Guillermo Arellano pasa el testigo a sus hijos sin dejar de apoyarles en este nuevo horizonte empresarial. Guillermo es el fundador de Arellano Motor. Emprendedor, empresario por méritos propios y profesor durante 27 años en F.P. de automoción.

Actualmente, los hermanos Arellano, Javier y Mª Carmen aúnan su esfuerzo y formación para ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Apuestan por las mejores marcas y un trato cercano y profesional. La evolución de un negocio puede tener muchos caminos. La familia Arellano se distingue por la calidad que ofrece en todos sus servicios.

Mari Carmen Arellano, responde a las preguntas de Sansepasión y da constancia del valor que genera la innovación en un mercado en constante evolución.

Mª Carmen, ¿cómo empieza vuestra aventura emprendedora?

La verdadera aventura empieza en nuestra infancia, en un pequeño taller que dirigían nuestros padres. Actualmente Arellano es una marca muy enraizada en san Sebastián de los Reyes, estamos muy enfocados en dar el mejor servicio al cliente en el sector de la automoción. Yo soy la gerente del grupo y mi hermano Javier, es el director comercial. Pero todo empezó a gestarse en aquel taller, en nuestra infancia.

Javier y tú, habéis nacido en San Sebastián de los Reyes. ¿Qué supone para vosotros seguir evolucionando como empresarios en vuestro pueblo?

Imagínate, para nosotros es un lujo, vivir y trabajar en nuestro pueblo, supone mantener una calidad de vida que no todo el mundo puede disfrutar. El tiempo del que disponemos se ajusta con más precisión. Tenemos clientes que nos han visto crecer y evolucionar, conocen a nuestros hijos. A mí me encanta el pueblo y la gente. Con el negocio aquí, todo es más cercano.

Como empresa, ¿qué ofrece Arellano Motor?

Arellano ofrece seriedad, confianza, trato cercano y servicio. El mundo del motor es como el entorno, cambiante. Estamos en plena adaptación digital y requiere una mejora continua. Hay que tener en cuenta que el cliente puede satisfacer sus necesidades “online.” Las nuevas generaciones demandan servicios actualizados, si no te mueves con rapidez, te quedas obsoleto.

¿Cuál es la clave para seguir superando retos?

La clave es ofrecer un servicio global. Hemos incorporado productos de correduría de seguros y servicios financieros. También ofrecemos  soluciones de movilidad, ya que suponen un gran servicio para cubrir cualquier necesidad de transporte. Una empresa de estas dimensiones requiere un constante esfuerzo. Como empresarios, ponemos muchas horas en el negocio. En cuatro meses hemos ampliado nuestra exposición de coches, departamento de vehículos de ocasión y seminuevos. Hay que renovarse cada día, innovando. Nosotros exponemos y ampliamos constantemente.

¿Vuestro sector es inmune a la crisis?

Este sector no es inmune, hemos notado la crisis como todo el mundo, pero hemos buscado fórmulas para mantener a nuestros empleados, ellos son el capital con el que vivimos. Quien lidera da el primer paso, pero todos formamos un sólido equipo, orientado hacia la excelencia.

La crisis abre caminos para ser eficientes y dar un mejor servicio. Hemos incorporado una nueva filosofía para evitar el despilfarro, con el método Lean Six Sigma. Estamos  reduciendo los tiempos de estancia del vehículo en el taller. Es una metodología pensada para sacar el máximo partido de los recursos disponibles. No solo hablo de despilfarro en el material que se utiliza, por ejemple en carrocerías. Analizamos el tiempo de estancia del coche para poder cubrir las necesidades del cliente, en cuanto a préstamo y devolución. Siempre valorando su comodidad.

Con los tiempos que corren, no es fácil mantener en una empresa de este volumen. Como bien has dicho, la formación debe ser continua y vosotros facilitáis al cliente marcas de automóviles que líderes en el mercado. ¿Es el aprendizaje un reto constante?

Es la fórmula para seguir creciendo e innovando. Los dos jefes de posventas de nuestras dos marcas, Citroën y Peugeot, están recibiendo el curso de formación “Taller siglo XXI.” Para dar mejor servicio hemos contratado a dos vendedores nuevos. El esfuerzo es mayor, porque no solo cubrimos San Sebastián de los Reyes, damos servicio a la zona Norte hasta Somosierra. Somos conscientes de la preparación que requiere nuestro personal y del valor que suponen nuestras marcas.

Sois la segunda generación de empresarios en Arellano. Supongo que la educación y los valores heredados de vuestros padres, son firmes columnas en una empresa familiar. ¿Qué destacarías de ese legado?

Pertenecer a una familia de empresarios es duro, el listón está muy alto. Mis padres me han inculcado que nada es regalado, todo requiere esfuerzo, constancia y saber estar. Si hablan de ti, es preferible que sea porque te consideren gran persona y profesional.

Eres una mujer inteligente, detallista y práctica. ¿Qué hace una chica como tú en este negocio? ¿Cuál es vuestro secreto para seguir viajando hacia la excelencia?

La verdad es que quería ser maestra, esa ha sido mi frustración. Pero empecé a cogerle el gusto a la empresa y aquí me tienes. Queremos seguir creciendo y tener mayor cobertura de servicio al cliente, abarcando mayor público. Nuestra máxima prioridad y objetivo más claro es la satisfacción del cliente. No sé si hay algún secreto, pero cuando alguien se queda descontento, me llega al alma. Ellos son nuestra familia y los coches, una prolongación de nosotros. Con el vehículo nos desplazamos y aquí, damos soluciones para que nada desbarajuste la planificación y  el ritmo de vida de nuestros clientes.

¿Qué te parece la labor que desempeña el directorio Sansepasión?

Me parece una iniciativa buena, hacía falta en el municipio. Nos acerca, al dar a conocer a las personas que hay detrás de cada empresa. El mediano y pequeño empresario, necesita darse a conocer. Gracias a Sansepasión estamos descubriendo a los seres humanos que hay detrás de las empresas de Sanse.

Mari Carmen, ¿cómo nos despedimos?

Deseando lo mejor a mis clientes. Su satisfacción es importante para nosotros. Y diría que siempre hay que tratar de ser mejor persona. Quiero inculcar a mis hijos los valores que mis padres nos han transmitido en el negocio. 

Autor


editor
Compartir