Juan Carlos Barquero | Sansepasión
Pasión gastronómica

Juan Carlos Barquero

En El Rincón del Rocío se dan la mano la tradición hostelera, los productos más frescos y la creatividad gastronómica. Todo ello, incrementado con buen servicio y un variado matiz de sabores, capaz de captar la atención de nuestros sentidos. Una afianzada trayectoria en el mundo hostelero avala a Juan Carlos Barquero. Este joven empresario toma las riendas con mucha cabeza y buenos proyectos. Juan Carlos posee perseverancia, y la experiencia necesaria para innovar. Un hombre capaz de comunicarse con sus clientes a través de sus elaborados platos. El Rincón del Rocío, nos ofrece una carta creativa, completa y apta para todos los bolsillos. Sansepasión se acerca con curiosidad a este tradicional restaurante, para ofreceros a modo de entrevista, la reinventada visión, de un empresario todoterreno.

Juan Carlos, eres ingeniero informático y la electrónica es tu fuerte dentro de las telecomunicaciones. ¿Qué hace un hombre como tú en el rincón del Rocío?

¿Qué hago en el rincón del Rocío? Disfrutar de un sueño y una pasión familiar. Nos dedicamos a la hostelería desde el año 1964, transmitiendo los valores familiares en cada plato. Desarrollo mi pasión con mi trabajo. Es cierto, soy ingeniero informático. Para mí, los estudios despiertan el “Don” para desenvolverte, pero es la experiencia, la que nos inspira, la forma de hacer y llevar a cabo nuestros propósitos.

El Rincón del Rocío es uno de los restaurantes más madrugadores de la zona. ¿Estar ubicados frente al hospital de San Sebastián de los Reyes, tiene algo que ver con vuestro horario de apertura y cierre?

No tiene mucho que ver, es más bien el hecho de estar situados en una de las arterias principales de San Sebastián de los Reyes y tener el metro justo en la puerta. Damos un servicio a todas las personas que empiezan su jornada laboral. El restaurante es un lugar acogedor al que también acuden familiares de los enfermos que están en el hospital. Es cierto que somos de los más madrugadores.

Eres un todoterreno, ¿cómo empieza tu andadura en el mundo de la restauración?

Esta andadura empieza en el vientre de mi madre. Ahí, ya se me transmitieron los valores. Fue mi abuela Luisa la que inculcó esos mismos valores en sus hijos, y de sus hijos a su nieto. Si no haces las cosas con amor, no salen bien. Ese cariño, la sencillez y la experiencia, es lo que quiero transmitir en cada plato. Tengo mucha suerte por contar con la experiencia y el apoyo de Mari Carmen, mi madre.

La crisis que se está viviendo en los últimos años, está pasando una costosa factura a muchas empresas. Bajo tu punto de vista emprendedor, ¿puedes encontrar el lado positivo a los imprevistos?

Sí, claro. La crisis nos está enseñando a mejorar y a no estancarnos. Un emprendedor debe dominar el campo donde puede emprender. Si no lo dominas, al final es un fracaso. Hay que saber rodearse de los mejores, porque solos, incurrimos en una sobrevaloración de nuestro egos. En mi trayectoria profesional he descubierto que lo mejor para poder emprender, es contar con un buen equipo.

Damos fe: vuestra cocina es elaborada y tradicional. Se puede picar, comer un buen guiso, una carne o un pescado de primera, disfrutar de postres caseros. Todo ello, en cantidad generosa. Tras degustar vuestras deliciosas croquetas, sin duda vamos a repetir. ¿Cuál es el secreto de la carta?

El secreto es el amor que hemos querido inculcarle a nuestro modo de cocinar. Cada plato de la carta está elaborado con cariño. Es a través de nuestra cocina, como transmitimos al cliente, nuestras verdaderas raíces. La cocina es un templo.

La experiencia forja al empresario, y El Rincón del Rocío cuenta con un equipo profesional, bien formado. Has incorporado una plantilla que reúne experiencia, pasión y vocación. ¿Te ha costado mucho la selección?

Realmente, no me ha costado. Busco gente que sepa de restauración y también, gente joven para formar. A través de la experiencia, estamos inculcando a los más jóvenes los valores que hay que aportar en la restauración. Aunando experiencia y juventud, obtenemos un equipo totalmente equilibrado.

En estos últimos años, las tendencias gastronómicas crecen en creatividad y platos fuera de lo común. En tu caso, parece que te decantas más por la cocina española de siempre. ¿Has pensado en incorporar algún servicio nuevo?

Nosotros intentamos fusionar la cocina tradicional y la creativa. Eso es lo que mostramos con los platos que elaboramos y ofrecemos en nuestro menú. En nuestros nuevos proyectos, está la incorporación de un servicio de catering para ofrecer a las empresas de la zona. Actualmente estamos ofreciendo nuestros servicios de catering a Cosentino, en colaboración con el Grupo Lamarca.

¿Qué te sugiere la idea de comunidad empresarial con Sansepasión? ¿Te parece acertada la visión de nuestro directorio?

La estructuración que está adquiriendo Sansepasión es la idónea, ya que las asociaciones empresariales de la zona no transmiten el sentido de comunidad.

Juan Carlos, ¿por dónde puede empezar un joven empresario que tiene pensado embarcarse en su negocio? ¿Cuál es tu secreto para seguir innovando en la empresa?

Son fundamentales las horas dedicadas al negocio. No hay que incurrir en el pensamiento de que al ser empresario, tengo gente que trabaje para mí. No hay secretos, la formación debe ser la base fundamental para que un emprendedor pueda llegar a ser un empresario de éxito.

¿Cómo nos despedimos?

Todo el éxito de mi negocio, se lo debo a mi madre. Gran impulsora, que me transmite su pasión por el mundo de la restauración. Y por supuesto, agradezco al gran equipo de profesionales que tenemos, todo el buen trabajo que estamos desarrollando.